Primero  tenemos que saber qué es la fascia plantar:  es una banda gruesa de tejido que tenemos  en la base del pie,  conecta la parte interior del talón, el calcáreo, con la parte frontal del pie, falanges proximales.  Hace de soporte al arco del pie.

La fascitis plantar es la inflamación de la fascia plantar. La fascia plantar es la encargada de absorver  la presión y  el esfuerzo  que tienen que aguantar los pies. Si este esfuerzo es más grande de lo normal puede hacer daño a los tejidos y provocar  su inflamación. Cuando pasa ,la persona nota quemazón o dolor agudo en la inserción de la fascia (zona interna del talón) y rigidez debidos a la fascitis plantar.

¿Cómo sé que tengo fascitis plantar ? Es una alteración del pie muy común que muchas veces  se confunde con otras, sobretodo con el espolón calcáreo,  el cual  es una calcificación en el talón. El dolor de la fascitis plantar se localiza en la base del pie, cerca del talón, aparece principalmente al levantarse por la mañana, después de mucho rato  en reposo o subiendo escaleres y disminuye cuando se empieza a caminar. Si se hace deporte, el dolor se nota después de hacer el ejercicio  no durante la actividad.

¿Qué  provoca la fascitis plantar ? Muchas veces no  hay una causa única si no factores que aumentan  las posibilidades, por ejemplo:

  • ¿Cómo es  el pie ? pies planos, valgos,….
  • Obesidad o aumento de peso  en periodo corto de tiempo
  • Deambulación incorrecta
  • Acortamiento de la musculatura posterior de la pierna
  • Calzado inadecuado
  • Cambios en el nivel  de actividad con un incremento  acentuado o una carga  excesiva
  • Deportes  de impacto: corredores, saltadores o deportes conarranques súbitos como el tenis o el pádel.

¿Qué puedo hacer si tengo fascitis plantar ? primero  consultar con el especialista para diagnosticar qué pasa. Si le dice que es fascitis plantar, seguramente le recomendará:

  • Sobre todo reposo o disminución de la actividad
  • Gel para calmar el dolor , se puede  hacer  un masaje  con  un rodillo o una botella pequeña de agua muy fría , poner el pie  encima y hacerla rodar.
  • Si lo ve necesario, tomar antiinflamatorios. Pueden llegar  a hacer infiltraciones con cortisona.
  • Utilizar calzado adecuado.
  • Ayudas  ortopédicas como las plantillas a medida, reducen la tensión sobre la fascia al caminar y  disminuyen el dolor.
  • Férulas para la noche para estirar la fascia mientras duerme.
  • Cirurgía en casos necesarios.

Consulta con un profesional  los estiramentos que puedes  hacer para relajar la musculatura :

1-Sentados y  con la rodilla flexionada: con la mano levantar el tobillo hacia arriba y ligeramente hacia a fuera para tensar la parte posterior, mantener unos segundos y  relajar. Repetir este ejercicio varias veces.

2- Con la misma posición, cogemos los 4 dedos y hacemos extensión  máxima. Mantener unos segundos y después relajamos. Hacemos lo mismo con el dedo pulgar.

3- Poner una mano en el talón y la otra en la cara medial del pie, abriendo el arco plantar presionando  para relajar la zona de la fascia plantar.

Imágenes facilitadas per Ortogrup

Farmàcia Ortopèdia Catalunya Núria